Cientos de familias inmigrantes, votantes, campesinos y trabajadores mal pagados se movilizan a Tallahassee para protestar a los líderes Republicanos en la Legislatura que siguen el mal ejemplo de Trump, atacando a los inmigrantes y las familias trabajadoras, mientras a benefician a las grandes compañías - See more at: Tallahassee, FL – Mientras la sesión legislativa de la Florida empieza sus últimos 30 días, cientos de familias inmigrantes, campesinos, líderes de fe, votantes latinos y trabajadores mal pagados se movilizan a Tallahassee para expresar su frustración a los legisladores Republicanos que siguieron el ejemplo de Donald Trump al atacar a las familias trabajadoras de la Florida e ignorar las necesidades de los trabajadores mal remunerados, mientras complacen a las grandes compañías con recortes en los impuestos y subsidios corporativos.







Los grupos realizarán una conferencia de prensa al mediodía de hoy en el Capitolio con familias inmigrantes, votantes latinos, trabajadores mal pagados, el Senador Dwight Bullard, Francesca Menes de la Coalición de Inmigrantes de la Florida, Monica Russo - Presidenta de SEIU Florida, y Juan Escalante de America’s Voice.







Mientras el primero de los nueve proyectos de ley anti inmigrantes volaron en la Cámara de Representantes y fue aprobado, proyectos de ley positivos que realmente ayudarían a las familias de la Florida aumentando el salario mínimo estatal a $15/hora, han sido completamente ignorados.







"Agradecemos al Senador Díaz de la Portilla por defender a su comunidad, dando un ejemplo a otros legisladores latinos en la Cámara que votaron a favor de convertir a la Florida en un estado antiinmigrante", dice Francesca Menes, Directora de Políticas de la Coalición de Inmigrantes de la Florida. "La elección de la política por sobre su propia gente no es una decisión inteligente en la Florida cuando se está atacando a los trabajadores inmigrantes y los votantes que sustentan nuestra economía y tienen las llaves de la Casa Blanca".







A pesar de que la semana pasada los líderes en el Senado de Florida declararon que los proyectos de ley anti inmigrantes estaban muertos en la sesión, grupos pro inmigrantes bajo la campaña “Somos Florida!” continuaran haciendo presencia hasta el último día de la sesión para asegurarse que ningún proyecto de ley anti inmigrante avance.







Los grupos van a entregar dos peticiones diferentes creadas por America’s Voice contra los ataques a las familias inmigrantes, pidiendo a la legislatura que detengan leyes anti inmigrantes y pidiéndole a la Fiscal General Pam Bondi que retire la demanda federal contra los programas de protección para padres indocumentados.







Además, las organizaciones pro inmigrantes, los sindicatos y otros grupos empezaran pronto a desarrollar programas para movilizar a los votantes en Noviembre.







"Les están robando a los trabajadores de la Florida! Mientras que las familias inmigrantes están siendo criminalizadas y a los trabajadores mal pagados se les niega un salario digno, el gobernador Scott y su partido están dando beneficios a las mismas grandes empresas que se están aprovechando de nuestros impuestos", dice Monica Russo, Presidente de SEIU Florida. El sindicato publicó recientemente un estudio que revela que $11,400 millones de dólares de los contribuyentes de la Florida se usan para cubrir las necesidades básicas de las familias mal pagadas solo para que las grandes compañías prefieren aumentar sus ganancias que pagar bien a sus empleados. "No vamos a olvidar cómo han tratado a nuestras familias durante esta sesión legislativa y vamos a pedirles cuentas a los políticos en las urnas en noviembre".







Los grupos pro-inmigrantes y pro trabajadores parte de la campaña Somos Florida incluyen: Florida Immigrant Coalition, SEIU Florida, WeCount!, United Families, Women Working Together USA, Faith in Florida, Young American Dreams, Hope Community Center, Farmworkers Association of Florida, American Friends Service Committee, 1199SEIU Florida, entre otros.